python

Música desde la línea de comandos

En un principio era la línea de comandos y mp3blaster el reproductor de audio. Cuando empecé con Debian GNU/Linux y aprendía a base de compilar el kernel, crimpar cable de red, configurar iwconfig, ALSA o icecast en centros sociales y hacklabs, había una herramienta que nos acompañaba en nuestra vida y era mp3blaster, que nos servía además para compartir música. La única pega era que no leyera ogg, pero esa fue una de las muchas batallas perdidas.

Slack desde la línea de comandos

Desde hace algún tiempo algunas entidades utilizan slack para diversas tareas. A mí me parece una especie de servidor de irc gráfico, capado, comercial y poco útil, pero como en tantas otras situaciones donde una tecnología parece más fea, difícil de usar y antigua, surgen aplicaciones vendehumo que con las mismas o parecidas funcionalidades –normalmente más capadas que las originales–, conectadas con otras tantas aplicaciones vendehumo –por lo cual parece que son capaces de interconectarse con cualquiera– tienen un logo y una estética –lo que algunxs asociarán también al UX– atractiva y además puedes poner emoticonos y subir emoticonos… En resumen, un caramelo en la puerta de un colegio de esos que mi madre y mi padre me decían que no aceptara.

Telegram desde la línea de comandos: utilidades, demonio y copia de seguridad

Cuando empezamos a utilizar Telegram como alternativa amigable a Whatsapp sabíamos que no era la mejor opción aunque fuera mejor que Whatsapp. En el lado de las aplicaciones libres y abiertas, o más bien de los protocolos, estaba jabber, por ejemplo, que fue utilizado por Google en Ytalk y probablemente lo siga usando, pero que integró con Hangout y pasa desapercibido, como desapercibido pasa Linux en Android. Tiempo después ha aparecido Matrix que vuelve a dar esperanza a los sistemas de mensajería libres (como Riot) sobre redes libres y/o federadas.